Santiago, 19 de agosto de 2020


Señor
Mario Desbordes Jiménez
Ministro de Defensa Nacional
Presente

Estimado Señor Ministro:

Junto con saludarle y desear a nombre de los integrantes del Cosoc MDN que tenga mucho éxito en sus nuevas funciones, cumplimos con el encargo de hacerle llegar una propuesta, elaborada por nuestra Comisión Sociedad, destinada a modernizar la institucionalidad aeronáutica en Chile. Desde su creación la actividad ha dependido principalmente de la cartera de defensa y le provee un importante nexo con los operadores civiles.


El contexto general en materia de actividad aérea es la existencia de tres organismos públicos en el Estado con distintas competencias, siendo la Dirección General de Aeronáutica Civil el organismo más relevante por la amplitud de sus facultades. Lo que en su origen fue adecuado hoy constituye un punto de controversia de acuerdo a estándares internacionales. 


En muchos países la ocurrencia de un accidente aéreo de transporte público motivó la reestructuración institucional aeronáutica, para separar funciones y así garantizar investigaciones independientes, mayor autonomía financiera y mejor aptitud técnica de las agencias estatales. No obstante, los reconocidos logros en materia de seguridad operacional que han prevenido la ocurrencia de grandes accidentes en nuestro país, también han invisibilizado la necesidad de una modernización, para cumplir con los parámetros actuales dispuestos por la Organización de Aviación Civil Internacional – OACI.


Dicha organización, de la cual Chile es miembro mediante la firma de un tratado que es ley de la República desde 1957, ha formulado una serie de recomendaciones que apuntan a que los estados miembros tengan una estructura organizacional con separación de funciones, principalmente entre las de regulación y las de prestación de servicios. Particularmente, se ha requerido la existencia de una entidad encargada de la investigación de accidentes e incidentes, con autonomía técnica.


Esto último tiene por finalidad establecer una clara separación de funciones y responsabilidades, incluidos mecanismos para evitar conflictos de intereses reales o aparentes.


Dicho lo anterior, es del caso indicar que en Chile tenemos un escenario “de juez y parte” por la existencia de una sola entidad con facultades regulatorias, de prestación de servicios, gestión patrimonial, sanción infraccional e investigación. 


Eso ha generado por años un cuestionamiento a la DGAC, que ha sido mal planteado como la necesidad de sacar de la esfera militar el control de una actividad civil. No obstante, la razón fundamental de la modernización que se propone es evitar potenciales conflictos de intereses y en alcanzar un estándar internacional, que en rigor también es constitucional porque la separación de funciones es un principio básico de nuestra institucionalidad.


Cada Estado puede adoptar la estructura que estime más adecuada al desarrollo de la actividad aeronáutica. Es así que algunas funciones pueden quedar bajo el alero de la Defensa Nacional, pero otras pudieran estar mejor ubicadas administrativamente en una cartera distinta, como es transporte. 


En mérito de lo señalado, respetuosamente le sugerimos analizar esta propuesta con el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, así como requerir la opinión de la Secretaría de Modernización del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda, sobre la conveniencia de contar con un informe independiente y especializado, solicitando a la OACI una auditoría institucional.


Le saludan cordialmente,

 


                       Erick Espinoza Berdichevsky                        Enrique Cordovez Pérez
                      Vicepresidente Cosoc MDN                         Presidente Cosoc MDN

 © Consejo de la Sociedad Civil del Ministerio de Defensa Nacional

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now