Señor
Alberto Espina Otero
Ministro de Defensa Nacional
Presente
Estimado señor ministro:


Compartimos una profunda preocupación por la pérdida de credibilidad que han experimentado en nuestro país instituciones que son esenciales para la mantención del orden interno y propiciar la paz social. Entre ellas la percepción pública de un sistema judicial que no aplica las penas que debiera a los reincidentes en delitos violentos, que no logra rehabilitar a quienes cumplieron penas aflictivas y que mezquina su capacidad de otorgar el beneficio de la libertad condicional a personas de avanzada edad o con enfermedades terminales.

Todas las sociedades sufren graves crisis políticas en las cuales se rompe la convivencia pacífica, se producen abusos y se generan diferencias irreconciliables. Estas pueden ser superadas por leyes de amnistía, como ocurrió en Chile después de la guerra civil del año 1891 y no ocurrió al término del gobierno militar instaurado el año 1973. Después de 30 años de régimen democrático los chilenos siguen divididos y ex militares procesados por causas de DD.HH. han sido juzgados en procedimientos inquisitivos que no han aplicado principios universales del debido proceso. 

La amnistía y el indulto no son las únicas herramientas que permiten favorecer a personas que ya no constituyen un peligro para la sociedad, lo es también la conmutación de la pena, consideración de carácter humanitario propio de una sociedad solidaria, que se concede en atención al estado personal en que se encuentra el condenado, no a la gravedad del delito. “Una pena que es soportable para una persona joven o sana puede ser cruel, inhumana y aberrante para una persona que es vieja y está enferma. Toda persona de más de 75 años, o con una enfermedad grave, debe cumplir lo que le quede de pena -no es indulto- en reclusión domiciliaria” ( ). 
 
Por el bien de las instituciones que conforman los Poderes del Estado y en procura de la reconciliación que Chile necesita ahora más que nunca, solicitamos su intervención, en el escalón político que corresponda para que se aplique la reclusión domiciliaria, con los mismos gravámenes de la pena impuesta, a ex militares condenados por causas de DD.HH. que cumplan los mencionados requisitos. 

 

Planteamos a US. esta recomendación por el bien de la sociedad civil y en particular de las organizaciones que en este Consejo representamos, inspirados en los fundamentos del derecho humanitario: promover el bienestar humano y evitar toda discriminación arbitraria. 

Santiago, 14 de mayo de 2020

 

 

 

 

 

 

 Erick Espinoza Berdichevsky                   Enrique Cordovez Pérez
   Vicepresidente Cosoc MDN                         Presidente Cosoc MDN

 

 

 

 


Con Copia:

Señor Alfonso Vargas Lyng, Subsecretario para las FFAA del MDN
Señor Pablo Urquizar Muñoz, Jefe de Gabinete, SS para las FFAA del MDN

 

 © Consejo de la Sociedad Civil del Ministerio de Defensa Nacional

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now